Jueves Agosto 17, 2017

 ENSAMBLE URBANO

Desprecio al PRI

Desde 1997 el PRI en el Distrito Federal no ha podido remontar el rechazo y desprecio sufrido der parte de la ciudadanía que lo ha prácticamente anulado de la vida política capitalina.

Para estos comicios del 7 de junio la dirigencia nacional del PRI, encabezada por Cesar Camacho y la local, dirigida por Mauricio López, pensaban que la campana que les llegara de la recuperación del gobierno federal seria suficiente para remontar los malos números que desde hace 18 años traen aquí.

Sin embargo nunca se reflejó tal beneficio y por el contrario el desprecio al partido en el poder aumentó por los escándalos de presunta corrupción y conflicto de interés derivado de la Casa Blanca de La Gaviota, las otras residencias de dudoso origen, aunado a la violencia, inseguridad, narcotráfico y recientemente la salida de Carmen Aristegui de MVS.

Además el PRI local nunca se preocupó por realizar trabajo político en territorio, convencer de su oferta electoral o promover nuevos liderazgos y llegará a los comicios sin fuerza y sin candidatos de arraigo.

El trabajo del PRI local encargado a Mauricio López ha sido menos que deficiente, su llegada tras la renuncia obligada de Cuauhtémoc Gutiérrez tras el escándalo por supuesta red de prostitución mantenida en el seno del comité directivo local, no motivó mejora alguna y por el contrario solo provocó división y descontento.

Ni siquiera las denunciar ante la PGJDF han prosperado a pesar de llevar más de 300 declaraciones ministeriales y diligencias, que hasta ahora no han comprobado o querido comprobar el delito.

La fuerza de Gutiérrez, la única del PRI aquí, se mantuvo, así como su influencia para poner y quitar a integrantes del comité directivo y a candidatos, hasta a su mamá puso como plurinominal.

Pero esa misma fuerza demostrada, que no le alcanza para ganar puestos de elección popular, le ha generado a Gutiérrez y al PRI mayor descontento ciudadano y de sus propios militantes, enarbolando la bandera de que efectivamente es un tratante de blancas.

Ambientes y Barrios

Quien ha sorprendido por su gran movilidad y poder de convocatoria es el candidato de Morena a delegado de la Cuauhtémoc, el ex gobernador de Zacatecas, Ricardo Monreal. Los más preocupados son los candidatos del PRD a delegado, José Luis Muñoz Soria y a diputado local en la demarcación, Roberto López Suárez. Lo cierto es que Monreal, sin estructura en la Cuauhtémoc, parece haber logrado alianzas con los líderes del ambulantaje en el Primer Cuadro, con huestes del devaluado, pero no aniquilado, René Bejarano y hasta con el denostado Cuauhtémoc Gutiérrez. Con esos apoyos Monreal bien podría ganar la delegación pero ¿a qué precio?

Quien disfruta de sus últimos días de miel y gloria como presidente de la Comisión Investigadora sobre la Línea 12 del Metro, es el diputado local del Panal, Jorge Gaviño Ambriz. Quizá por ello da entrevistas a diestra y siniestra, pero eso sí, sólo culpando a Marcelo Ebrard y funcionarios de su administración , sin tocar con el pétalo de una rosa a otro gran responsable, al actual director del STC, Joel Ortega, quien dejó de dar mantenimiento a la línea, casi desde que llegó, lo que provocó un mayor y más rápido deterioro.

 

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar