Lunes Junio 26, 2017

FernandoCÚPULA POLÍTICA

Del viaje del papa, ¿Quién ganó? ¿Él o el Peñismo?

  • Los políticos quisieron sacar raja política de la visita
  • Del vestido blanco de la Gaviota a los tonos oscuros
  • Le pusieron tranpas, pero Bergoglio salió triunfador
  • "El estado laico es una jalada": Onésimo Cepeda
  • El Episcopado mexicano, el más "retrógrado y elitista"
  • Norberto Rivera, "cachorro de Maciel", anfitrión incómodo 
  • Como San Ignacio, entró con la de ellos y les ganó la partida
  • Sacudio a la iglesia; resusitó la Teología de la Liberación
  • Ante Meade, de la SEDESOL, exhibio la miseria indigena
  • Francisco estuvo en la "Casa del Diablo" y no hablo de él
  • Al "Padre pistolas" le prohibieron presentarse con el papa

De la visita de Jorge Mario Bergoglio a México, del viernes 12 al 17 de febrero de este año, ¿Quién ganó?

¿El Papa o la administración de Enrique Peña Nieto? ¿Quién sacó mejores dividendos? ¿La iglesia o el gobierno? ¿Quién usó a quién?

Hay opiniones diversas, pero lo cierto es que, el Papa, acostumbrado a romper protocolos e improvisar. calificado como revolucionario, logró uno de los grandes objetivos, confrontar a México consigo mismo y de entrada, pese a las trampas que le interpusieron para deslucir la visita, habló claro sobre temas que ni el Presidente de México habla, como son la pobreza, el narcotráfico, los migrantes, los desaparecidos, la corrupción, el crimen organizado e, incluso, las rencillas eclesiásticas.

De entrada, al ser el primer Sumo Pontífice en ingresar al Palacio Nacional, poniendo en entredicho la laicidad del Estado mexicano --donde se caricaturizó, incluso, la figura de Benito Juárez hincado haciendo reverencias al Papa, en el diario Reforma, del jueves 18 de febrero pasado--, rompió una marca, donde sentenció:

"Cuando se persiguen privilegios ilegítimos, triunfan la corrupción, el narcotráfico, la exclusión y la violencia. 

"Cada vez que buscamos el camino del privilegio o beneficio de unos pocos en detrimento del bien de todos, tarde o temprano, la vida en sociedad se vuelve un terreno fértil para la corrupción, el narcotráfico, la exclusión de las culturas diferentes, la violencia e incluso el tráfico de personas, el secuestro y la muerte. 

Con claridad, el Papa afirmó, en Palacio Nacional, donde vivió y murió Benito Juárez, quien concretó la separación de la Iglesia-Estado con las leyes de Reforma que fueron modificadas por el entonces Presidente Carlos Salinas de Gortari,  que todos estos males frenan el desarrollo y provocan sufrimiento.

"Para poder superar las situaciones nacidas de la cerrazón del individualismo, es necesario el acuerdo de las instituciones políticas, sociales y de mercado, y de todos los hombres y mujeres que se comprometen en la búsqueda del bien común y en la promoción de la dignidad de la persona".

Conforme a su discurso, el Papa Francisco sostuvo  que la clase política tiene el deber de ayudar a los pueblos y tener acceso a la vivienda adecuada, trabajo digno, alimento, justicia real, seguridad efectiva, un ambiente sano y de paz. 

La ceremonia en Palacio Nacional y el recorrido que hizo el Pontífice revivió la polémica sobre la supuesta laicidad del Estado mexicano. Baste recordar lo que el obispo emérito de Ecatepec, Onésimo Cepeda, quien fue agente de bolsa, impulsor de INBURSA, junto con el magnate Carlos Slim, con la afición de jugr golf con la crema y nata de la sociedad, ha declarado de que "el estado laico es una jalada" o que "si ya desaparecieron, ya desaparecieron", en referencia a los 43 estudiantes normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, quien no tuvo empacho en posar a las espaldas de Su Santidad, al día siguiente cuando éste oficio una misa en el populoso municipio de Ecatepec, caracterizado por tener enclavada la sede oficial del culto a la Santa Muerte. 

El viaje papal fue encuadrado como "una visita pastoral" por el gobierno mexicano y, por el otro, como una propia de Jefe de Estado dado que Francisco tiene ese carácter. 

En Palacio Nacional, la ceremonia fue para un Jefe de Estado ya que en el patio central se ofrecieron los honores correspondientes, se tocaron los himnos de El Vaticano y de México y se colocaron las banderas respectivas.

Al tomar la palabra, el Presidente Enrique Peña Nieto expresó que los gobiernos deben crear condiciones para asegurar un piso básico de bienestar, mientras que la iglesias deben promover la esperanza, solidaridad, fraternidad y amor. 

Peña destacó que "de ahí la importancia de tener un Estado laico, como lo es el Estado mexicano, que al velar por la libertad religiosa protege la diversidad y la dignidad humana".

Por la tarde, en contradicción a lo que dijo y en sí a la ceremonia oficial, el Presidente Peña fue a la Basílica de Guadalupe, escuchó misa, acompañado de su familia, y comulgó, aunque la Dirección de Comunicación Social de la Presidencia aclaró que asistió como ciudadano, en un pretexto infantil, como si la investidura presidencial pudiera ser despojada por horas del Jefe del Ejecutivo federal y se quita y se pone a capricho personal. 

El comportamiento de Peña no es diferente al que observaron el Presidente Vicente Fox y Marta de Fox, quienes besaron el anillo de Karol Wojtyla en el año de 2002 y del Presidente Felipe Calderón Hinojosa quien comulgó de manos de Benedicto XVI en el año de 2012. 

Al respecto, en cuanto a la polémica generada por la laicidad del Estado mexicano, Javier Martín Reyes, abogado de la UNAM y politólogo por el CIDE, en un análisis intitulado ¿Qué significa que México sea una República Laica?, señala  en referencia al artículo 40 constitucional, que"las libertades de convicciones de conciencia y de religión deben interpretarse en "clave laica". 

Explica que casi a la par que se discutía la reforma en materia de laicidad en la sede legislativa también fue aprobada una modificación por demás relevante del artículo 24 constitucional. A diferencia del anterior 24 constitucional reafirma la idea de que la religión ha de excluirse de la esfera pública al señalar que "(n)adie podrá utilizar los actos públicos de expresión de esta libertad (religiosa) con fines políticos de proselitismo o de propaganda política". 

Agrega: "se trata pues, de una reforma que amplía los derechos humanos  de las personas y, al mismo tiempo, reafirma la idea de que política y religión han de mantenerse separadas. Por una parte, el nuevo artículo 24 eleva a rango constitucional la libertad de profesar todo tipo de creencias, sean religiosas o no, con lo cual reconoce la protección de ateos, agnósticos y quienes defienden otro tipo de convicciones éticas. Por  la otra, la separación entre política y religión se refuerza con la restricción constitucional expresa consistente en que los discursos religiosos han de excluirse de la esfera política y electoral.

Reyes, quien realiza un postgrado en la Universidad de Columbia, añade: "Desde esta perspectiva, el artículo 24 constitucional es plenamente compatible con la definición de México, como una república laica. Más aún, al ser la laicidad un principio que irradia al resto del ordenamiento, el ejercicio de las libertades de religión, consciencia y de convicciones éticas han de interpretarse "en clave laica", esto es partiendo de la base de que el ejercicio de dichas libertades corresponde a la esfera privada y no a la pública -entendida esta última como el espacio donde se toman las decisiones estatales.

En sí, el el articulo 40 constitucional señala que la República es laica y que no debe tener ninguna relación confesional, en la cual Enrique Peña observó una actitud confesional en Palacio Nacional. 

La visita del Papa Francisco, según información oficial de El Vaticano, se realizó a invitación del gobierno de México y se insistió en la misma, provocando, la polémica sobre la laicidad del Estado mexicano.

Por otra parte, en opinión de Juan Luis Hernández, politólogo y director del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad jesuíta en Puebla, la visita de Francisco es a uno de los países más conservadores del mundo. "Junto con el colombiano, el episcopado mexicano es el más retrógrado y elitista de América Latina. Por eso Juan Pablo II visitó el país cinco veces y por eso los católicos se sienten aún más cómodos con él. Bergoglio tuvo que pensar dos veces si quería ir a México. La presión e invitación corrió por cortesía del gobierno mexicano. Sabía que aunque pudiera tener discursos incómodos sería mejor para darle respiro a la coyuntura social y política que ahoga a la Presidencia.

"Pero el Papa lo sabía bien, ¿A qué iba a México si el Episcopado apenas lo tolera? A qué ir si los obispos mexicanos, en general, van muchos pasos atrás que Francisco prácticamente en todas las dimensiones pastorales  que hoy impulsa el papado? Pero el gobierno (mexicano) insistió . Querían aprovechar lo que de cualquier forma genera el fenómeno papal en México. Millones de pesos invertidos en promocionar a los gobernadores anfitriones, millones de pesos obtenidos por la comercialización de la visita, un gobierno federal que hizo comunicación política para su beneficio a costa de la figura papal", enfatizó. 

El pueblo mexicano pudo constatar  la aseveración anterior, dado que, Angélica Rivera, en su carácter de Primera Dama acompañó, en hechos inusuales, al Presidente Peña, en el Hangar Presidencial, en Palacio Nacional, en la Basílica de Guadalupe y en la despedida oficial en Ciudad Juárez, Inclusive, el Papa Francisco se sorprendió, cuando en el altar de la Virgen de Guadalupe, la pareja presidencial se acercaron para despedirse, contrario a las normas de la misa concelebrada.  Ambos querían los reflectores, ante los centenares de invitados que llenaron los lugares VIP en el templo de la Virgen morena, tal como lo dispusieron los filtros del Estado Mayor Presidencial, policía federal, granaderos y policía local.  

....Y EL BLANCO DE LA GAVIOTA

Ahora bien, en Palacio Nacional, el atuendo de la primera dama, Angélica Rivera de Peña -conocida en el medio artístico como La Gaviota, por una telenovela en la que participó, antes de casarse con Enrique Peña - consistió en un conjunto de color verde intenso, contrastando con el vestido y abrigo color perla o hueso, un tono muy similar al del atuendo del Papa, a la llegada del visitante en el Hangar Presidencial, el viernes 12 de febrero, pasado, por la noche-.  Este hecho fue muy criticado en las redes sociales, en virtud de que, desde Pio VII, en el siglo XIX, el  privilege du blanc (privilegio del blanco) es sólo para el Papa en los actos oficiales. 

Además, las mujeres en presencia de Su Santidad, no deben ir vestidas de blanco, excepto las reinas católicas, pero este protocolo sólo se aplica cuando se visita al Papa en El Vaticano, según un artículo de la sección Vatican Insider de la Stampa, uno de los periódicos más antiguos de Italia. 

Aunque Angélica Rivera corrigió en los siguientes actos oficiales papales, en donde participó al lado de Enrique Peña, no ha sido la única que ha usado el blanco, ya que la entonces Princesa Letizia, hoy Reina de España, en el 2010, usó un abrigo claro -pero no un conjunto completo, hay que aclararlo- durante la visita de Benedicto XVI a Santiago de Compostela. 

De una u otra manera, en el jet set, se señaló que la primera dama mexicana no debió de usar el blanco, perla o hueso, ya que es "como ir a una boda, no te vistes del mismo color que la novia porque ella es la figura principal", lo mismo en este caso. 

Sobre el tema rematan: "Sus asesores sabían que el Papa se vestiría de blanco".  Como así fue. 

Ni el Papa Francisco ni El Vaticano se pronunciaron sobre este particular, pero lo cierto es que Angélica Rivera vistió tonos oscuros en su atuendo. 

A LOS POLÍTICOS, LES NEGÓ LA BENDICIÓN 

A Palacio Nacional, como se sabe, acudieron mil 500 invitados especiales, entre gobernadores, líderes del partido oficial así como los de oposición -todos acompañados de sus consortes-, senadores, diputados, dirigentes empresariales, empresarios y en sí, todos los cercanos al poder presidencial.

En el zócalo, donde el Pontífice hizo un breve recorrido, el Estado Mayor Presidencial instaló un filtro para impedir que entrase gente común y corriente para ver al Papa, de tal suerte que hasta el mismo Jefe de la Ciudad de México -ya no es GDF-, Miguel Ángel Mancera Aguayo, fue interceptado por la calle de Guatemala.

Un elemento del Estado Mayor Presidencial le espetó al chofer y guarura del auto en que viajaba Mancera: "después del Presidente, ¡no entra nadie!".

El guarura de Mancera le dijo: "pues, eso dígaselo a mi Jefe, Miguel Ángel Mancera". Se asomó el miembro del EMP al auto y lo dejó pasar.

Si eso ocurrió con Mancera, quien minutos después le entregaría las llaves de la ciudad al Papa, ¿qué no sucedió con quienes quisieron entrar al Zócalo para ver al Papa?

Pues sí, algunos locutores y periodistas, del coro oficial de Los Pinos, con la consigna de minimizar la popularidad de Su Santidad, en una estrategia trazada por la dirección de Comunicación Social, ante los duros señalamientos que hizo previamente el Papa en una entrevista hecha y difundida por la agencia oficial Notimex sobre la situación que prevalece en México, destacaban que no había gente en el Zócalo, como tampoco lo había en el Hangar Presidencial.

Los jilgueros oficiales comparaban las visitas que hizo Juan Pablo II a la que ahora iniciaba Francisco. Empero, estos no aclaraban que los filtros del Estado Mayor Presidencial cohibieron la presencia y marginaron a las multitudes estrangulando las muestras de cariño populares y de aquellos que pretendían acercarse al Sumo Pontífice. 

El recorrido que realizó ese mismo día, 13 de febrero, saliendo de Palacio Nacional y encabezar una reunión con la élite eclesiástica en la Catedral, rumbo a la Basílica de Guadalupe, también estuvo deslucido en virtud de que quienes participarían en las vallas fueron citados desde las 5 de la mañana, sin desayunar, sin comer, sin sillas o bancos para descansar, para una jornada de 15 horas. La actitud del Estado Mayor Presidencial, policías federales, granaderos y policías era hosca, grosera y eso motivaba  que la gente no se acercara a donde se había marcado el recorrido oficial. Además, los presentes sólo alcanzaron a captar, el paso del papamóvil por espacio de unos  10 ó 15 segundos. A la salida del Papa, al filo de las 20 horas, ya con frío, en el mini auto, un Fiat blanco con toldo negro, quienes custodiaban las vallas, no se percataron que iba allí y fue tal desencanto cuando vieron pasar frente a ellos, un papamóvil vacío. 

Situación contraria se observó en la ceremonia de Palacio Nacional, donde la clase política le pidieron la bendición momentos antes de salir rumbo a Catedral, petición que fue desechada  por el Papa.

Hay que hacer mención que, tras ese ese discurso lapidario del Papa donde criticó la corrupción y puso el dedo en la llaga a los gobernantes, estos respondieron como si no se refiriera a ellos y hasta le aplaudieron, queriendo decir que ellos no estaban en el centro del huracán. Algo pasaría por la mente del visitante para no darles la bendición en Palacio Nacional. 

El Papa supo lo que hizo, pero se despidió con una sonrisa y la mano derecha a lo alto.. 

La negativa a dar la bendición no es nueva para Jorge Mario Bergoglio quien, con hechos y bromas, define su personalidad.  

Así, ha trascendido cómo se comportaba Francisco en Buenos Aires. Todos allá tienen la imagen de un Bergoglio cuando viajaba en el metro, en el bus urbano, en las villas míseras, sin coche y sin secretaria, viviendo en un cuarto sencillo, al desempeñarse como obispo y arzobispo.  

Él es aficionado al fútbol; su equipo favorito es el San Lorenzo de Almagro, de Argentina. Es el socio número 88235 N-O, de los Cuervos (de San Lorenzo), desde el 12 de marzo de 2008 y cada mes paga su cuenta de la membresía con tarjeta de débito automática. 

Sobre este particular, viene a colación cuando en una ocasión, estando en disputa la final de la Súper Copa de Argentina, un simpatizante del Boca Juniors le pidió la bendición para que su equipo ganara a lo que el Santo Padre se carcajeó, y prefirió bendecir a los Cuervos. 

Le dijo al azorado fanático del Boca Juniors: "Con los bosteros (Boca Juniors) nos llevamos no tan mal, peor con las Gallinas (River Plate)". 

Vaya usted a saber, si la bendición funcionó, pero lo cierto es que los Cuervos -equipo del Papa- se llevó la Súper Copa con una goleada de 4-0. 

Por algo, cuando los políticos mexicanos le pidieron la bendición se las negó. No gozaron de su predilección. 

RANCISCO Y NORBERTO, INCÓMODA RELACIÓN

Durante los recorridos de Francisco, se evidenció la incómoda relación que persiste en él y el arzobispo primado de México, Norberto Rivera, este último hombre poderosísimo en tiempos de Juan Pablo II. 

Rivera ha visto perder su poder en la última década por la manera en que defendió a capa y espada al fundador de la multimillonaria congregación de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel Degollado, icono de la pederastia eclesial. 

"Norberto fue cachorro de Maciel. Cuando fue ungido cardenal hizo su fiesta en la Legión de Cristo en Roma, pero ahora es un  mariscal de la derrota", afirma el antropólogo y experto en religión Elio Masferrer. 

En torno a Rivera pende la sospecha de haber encubierto y protegido a lóbregos curas como Carlos López Valdés y Nicolás Aguilar, acusado de actos de convencer a un niño de que si no le hacía sexo oral su madre podría morirse o violar a otro en la rectoría mientras se escuchaba oficial misa en el templo. 

México tiene los pederastas más crueles de la iglesia, ha declarado Alberto Athié, ex sacerdote de la Arquidiòcesis de México,

El tema de la pederastia en México no fue abordado por Jorge Mario Bergoglio en su visita a México y en Michoacán, en la "casa del diablo", el Pontífice tampoco habló de él.

El Papa no recibió a las víctimas de pederastia, no abordó el tema de los abusos de Maciel y en Michoacán, un estado en donde vive el cardenal Alberto Suarez Inda, un hombre en quien confía para atemperar el conflicto armado en la región.

Francisco insistió en visitar Michoacán, lo que llenó de orgullo a los habitantes de Morelia, que en sus pancartas publicitarias colocaron la leyenda: "La ciudad que elegiste" 

Maciel nació en Cotija, un pueblo vecino a Sahuayo, a unos 220 kilómetros al oeste de Morelia. La Legión de Cristo fue fundada en 1941, cinco años después de que Marcial Maciel "escuchara a Jesús pedirle formar un grupo de sacerdotes dedicados, sin medida y absoluta entrega a la extensión de su reino"

La orden logró en los años siguientes afianzarse  como una de las más importantes en México porque políticos y empresarios simpatizaban  con ella, cimentando su influencia y poder económico. 

El escándalo estalló en 1997 cuando reportajes de Salvador Guerrero, en el periódico La Jornada, exhibió acusaciones de abuso sexual contra Maciel. En los años subsecuentes el fundador de los legionarios tuvo decenas de víctimas dentro de la congregación que abusaba de las drogas y que había tenido hijos y amantes, rompiendo el celibato. 

PROHIBICIÓN AL "PADRE PISTOLAS"

Fruto de las intrigas palaciegas en el clero mexicano, quien recibió la prohibición de acercarse a alguno de los eventos donde estaría el Papa argentino, fue Alfredo Gallegos, apodado el "Padre Pistolas", quien oficia misas armado en el pueblo de Chucándiro, donde hay dos mil personas. 

Este lugar está ubicado a una hora de la capital michoacana, Morelia, y es un cura poco convencional ya que porta un revólver al cinto cuando oficia los servicios religiosos para su comunidad. 

El cura Gallegos usa una cazadora de antílope y botas de serpiente. En una mano lleva un código de derecho canónico y en el cinto un viejo revólver.

Predica con palabras sencillas y se caracteriza por hablar mal de los superiores eclesiásticos, se lanza contra los narcotraficantes y critica hasta a Enrique Peña Nieto. 

Pero eso sí, pide que recen por el Papa Francisco. 

Dice que en Michoacán levantar la voz contra el narco te puede costar la vida. 

Ya padeció la amenaza de que los Caballeros Templarios le pusieron precio a su cabeza y guardó silencio por seis años. 

Por eso tuvo un voto de silencio, pero ahora ha vuelto a las andadas y sus críticas son mordaces. 

Dice que los jóvenes de ahora son seducidos por el demonio, son "cachorrillos criados sin madres, que están en el norte trabajando, y el narco les ofrece mil pesos . Como no tienen cariño, acaban vendiéndose al dinero, yo en cambio, tomé pecho hasta los dos años", aclara. 

Este cura ha sido suspendido por el establisment clerical  dos veces por desobediencia, pero en el armario, en vez el copón y las hostias, guarda una pistola del calibre 45, un rifle y una espada de Toledo. 

- ¿Tiene licencia para usar armas? - se le pregunta por un periodista.

- Con la del Señor es suficiente- contesta seriamente. 

A él, la jerarquía eclesiástica le prohibió que fuese a los eventos que se organizaron en Michoacán durante su visita. 

"Me pidieron que ni me asome". Por ello, sigue en su tarea, buscando el porvenir de sus feligreses, donde forma parte activa ya que pugna por pavimentar, por cambiar el entorno y la vida de los más de 2 mil pobladores de esta localidad.

MEADE, TESTIGO DE LA MISERIA INDÍGENA

En esas cosas raras de la política, José Antonio Meade, secretario de Desarrollo Social, fue comisionado por el Presidente Peña para acompañar al Pontífice en su gira por Chiapas, el estado más pobre de México, en el que en 1994 estalló el movimiento insurgente del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, que buscaba reivindicar los derechos de los pueblos indígenas que han sufrido décadas de marginación y opresión.  

Bergoglio visitó a la tumba del obispo indigenista Samuel Ruiz (1924-2011), simpatizante de la teología de la liberación y perseguido por el gobierno mexicano y El Vaticano, fue la señal de que el Papa tiene una ruta diferente a la de Wojtyla y Ratzinger.

El obispo de Roma, además de autorizar la ordenación de diáconos permanentes indígenas y la utilización en la liturgia de sus lenguas, algo que ya hacía el obispo Ruiz y por lo que recibió fuertes críticas de la iglesia oficial, pidió perdón a estas comunidades, que "de modo sistemático y estructural", han sido incomprendidos  y excluídos de la sociedad. "Algunos han considerado inferiores sus valores, su cultura y sus tradiciones. Otros mareados por el poder, el dinero y las leyes del mercado, los han despojado de sus tierras o han realizado acciones que las contiminaban. "Qué bien nos haría a todos hacer un examen de conciencia y aprender a decir ¡perdón!. El mundo de hoy, despojado por la cultura del descarte, los necesita".

El mensaje papal fue hecho frente a indígenas tzeltales, tzotziles, choles, topolabales, mames y zoques. 

El titular de la SEDESOL sólo recibió el chaparrón de las palabras papales y ningún comentario formuló al respecto ante no sólo la miseria de la entidad, sino de los 55 millones de pobres que hay en el país. En su mente aún pasaban rápidamente las palabras del Papa argentino que se lanzó conra "el dolor, el maltrato y la inequidad" sufrida por los pueblos indígenas que, en México, ascienden a más de 11 millones de personas de un total de 52 millones que hay en América Latina.

La prueba de que, la élite política en el país, piensa y actúa diferente a los intereses que dice representar, fue el tuit que metió a las redes sociales el subsecretario de Desarrollo Social, Ernesto Nemer, donde dio a conocer una foto con el niño que le limpia los zapatos, cada vez que viaja a Chiapas.

Nemer, precandidato a la gubernatura en la pasada elección donde resultó ganador Eruviel Ávila, pariente de Enrique Peña Nieto, dijo en el tuit: "Me da mucho gusto saludar a mi amigo Angelito, que siempre que vengo a San Cristóbal de las Casas me da la mejor boleada". 

Ante el repudio y ámpula que levantó en las redes sociales, el tuit fue quitado. Para este funcionario poco le interesa que los niños en Chiapas tengan que trabajar en lugar de ir a la escuela.

RESUCITÓ LA TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN

Durante su visita, el Papa ha marcado cuál es su iglesia. Qué iglesia quiere en México y cuáles deben ser sus prioridades. Como buen jesuita, "hombre de gobierno y equilibrios" no busca un cisma, sino cierta confluencia, una especie de que aquí "cabemos todos", según indican expertos religiosos. 

En la Catedral de la Ciudad de México, llamó a obispos y cardenales a enfrentar el narcotráfico y no corromperse ni doblarse ante los actuales "faraones". 

A los 160 obispos congregados, en tono serio, les dijo: "Les ruego no minusvalorar el desafío ético y anticívico que el narcotráfico representa para la entera sociedad mexicana, comprendida la iglesia. 

Insistió en que "el clero no debe condenar de manera genérica el narcotráfico, sino, por el contrario, atender los problemas puntuales de la gente".

Pidió humildad y alejarse de los intereses y acuerdos secretaos con "faraones". 

Subrayó: "No pongan su confianza en los carros y caballos de los faraones actuales porque nuestra fuerza es la columna de fuego que rompe dividiendo.

"No se dejen corromper por el materialismo trivial ni por las ilusiones seductoras de los acuerdos debajo de la mesa. No tengan miedo a la transparencia. La iglesia no necesita de la oscuridad para trabajar". 

Pugnó por la unidad de los obispos y cardenales y les dijo que "si tienen que pelearse, peléense, si se tienen que decir cosas, díganselas, pero como hombres, en la cara y, si luego se pasan de la raya, pidan perdón, pero mantengan la unidad del cuerpo episcopal". 

Luego manifestó que "México necesita obispos servidores. No se necesitan Príncipes, sino una comunidad de testigos del Señor". 

Bergoglio se ha caracterizado por ser un líder con claridad política para incomodar a los poderosos, sean caciques o políticos profesionales y como se dice en México, todos en Argentina, aseguran que cuando los políticos van, él ya regresó. 

Por ello, la pregunta que se formula la gente es ¿Quién utilizó mejor la visita para sus propósito? ¿El gobierno de Peña o el Papa?

Cada uno hará sus cuentas y sacará los rendimientos, pero Bergoglio aprovechó la presión del gobierno mexicano para escoger lugares políticamente calientes y desde ahí construir un discurso de empoderamiento civil resucitando aspectos clave de la teología de la liberación, pero con lenguaje pontificio nuevo, simple, de la calle, el necesario para movilizar a unas bases católicias adormecidas por la alienación religiosa, opina Juan Luis Hernández, director del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Jesuita en Puebla. 

Bergoglio, como buen jesuita, no solo no es corto en las artes de la estrategia y tácticas políticas, sino como decía San Ignacio, fundador de la Compañía de Jesús: "Hay que entrar con la de ellos para salir con la nuestra". Así fue. 

El politólogo Hernández que hay que recordar que Francisco proviene de una iglesia entregada a la dictadura argentina y cómplice de la peor violación a los derechos humanos en la historia de ese país. Sabe lo que es una iglesia política aliada al poder político. Él no se hizo cómplice de los militares y tampoco se alineó a la iglesia militante de la teología de la liberación que se articuló para enfrentar a las dictaduras.

Ahora, Francisco se ha puesto más del lado de esa iglesia de base alejada de los intereses políticos y ocupada de la agenda de los excluidos y la defensa a ultranza de la dignidad de las personas y los derechos humanos, agrega. 

Juan Luis Hernández acota que "si México fue clave para Juan Pablo II para reafirmar un catolicismo no comprometido socialmente, espiritualizado y aliado al poder político cuyo emblema fue Marcial Maciel, hoy Francisco vio en México la oportunidad de revertir y relanzar un catolicismo preocupado por la justicia, los empobrecidos, los oprimidos, justo en un país acostumbrado a que la religión cumple el papel del opio del pueblo. 

Considera que "Francisco en sus discursos y homilías en México ha recuperado la esencia de la teología de la liberación: la fe cristiana tiene que ser un instrumento de liberación de los pueblos. ¿Liberación de qué? De la injusticia estructural, de la impunidad, de la corrupción, de la violencia, del narcotráfico. Para este Papado los cristianos tienen que complementar el templo con la calle, el rezo con el compromiso social, la convicción de la fe con la autoafirmación ciudadana mejorando la polis.

"El Papa ha creído que México era la oportunidad adecuada para espabilar a los católicos dormidos en el sueño de la indiferencia social y la dejadez política. Ha sido la ocasión propicia para evidenciar que los obispos deberían oler más a pueblo y no a campos de golf". 

Los mexicanos no están acostumbrados a ver a los obispos en el metro, en el autobús, en las villas miserables, sin coche y sin secretaria. Hubo excepciones como Samuel Ruiz, Sergio Méndez Arceo, Pepe Llaguno, Arturo Lona, Sergio Obeso y ahora, Raúl Vera. Son pocos, excluidos, atacados y vistos como bichos raros en el episcopado.

Finalmente, el politólogo reconoce no saber si esta visita papal hará que México siga siendo esencialmente conservador. Él se fue, pero se quedan los jesuitas y muchas congregaciones religiosas que han apostado, no ahora, sino desde el Concilio Vaticano II, por unir fe y justicia.  Francisco ha movido las entrañas de nuestra sociedad y de la jerarquía católica. Y sentencia, convencido: "veremos pronto sus consecuencias. 

 

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cúpula Política

5 Generales: un millón de votos perdidos

Laboratorio y prestidigitación Priista

Abstención y perverción electoral

Peje, desinflado

Alquimia electorera, en marcha

Travesuras de la niña mala... del PRD

Senado, a la caja registradora

Barrales, ¿tras los pasos Robles?

Monreal y Murat, ¿vidas paralelas?

PRI, con todo para reventar a MORENA

Edomex, ¿negociación a la sombra?

Videgaray, un Rasputín a la mexicana

Trum 2; Peña 0

De Poinset, Scott y el decálogo de Peña

Golpes de ciego del priismo

De Lus XIV a Lus 1

Tump 2; Peña 0

De Poinepnsett, Scott y el decalogo de Peña

Golpes de ciego al Priismo

De Luis XIV a Luis 1

Las brujistas y brujosde la política

ERUVIEL, RESPONSABLE DEL TRIUNFO O DERROTA

TRANSNACIONAL DOBLEGA A MÉXICO

DE DYLAN, GAMBOA, MARÍN, PACCHIANO Y LA VAQUITA

TOUR DE PEÑA, DE PINK FLOYD, LOS VIEJITOS, LA BANDA..

CONSTITUYENTE,¿ENGAÑO O UNA MEJOR CDMX?

MEADE ¡LEVÁNTATE Y ANDA!

EPN UN PRESIDENTE "CHAMAQUEADO"

DIPUTADOS, DE RODILLAS ANTE EPN

¿MONTAJE O LECCIÓN A LA FANFARRONERÍA?

MÉXICO Y ETIOPÍA, VIDAS (CASI) PARALELAS

MANCERA Y SU GAVILLA ¡AL ATRACO!

OSORIO, EL SEPULTURERO

OPACIDAD EN EL USO DEL TP 01

PEÑA NIETO, GIRA CENTAVERA

EL VERDUGO DE HOY ¿LA RES DE MAÑANA?

EL LEGISLATIVO, PODER SUMISO

NUEVO SISTEMA JUDICIAL, LUCES Y SOMBRAS

EPN, OTRA VEZ, A GASTAR DOLARES

DE ORLANDO A LIBRO DE TEXTO VS MEXICO

LAS LECCIONES DE ALI A LOS PRIISTAS

BARRUNTOS DE DEBACLE PRIISTA

¿SE DETENDRÁ AL DINOSAURIO?

MANCERA, "CANDIL DE LA CALLE...."

ENTRA EL DOLAR A JUEGO ELECTORAL

FOX, CALDERÓN Y EPN, LA DECEPCIÓN

MANCERA, EL GRAN PIFIADOR

EMPLEO, LAS CUENTAS ALEGRES

AYOTZINAPA: EL CIRCULO DEL SILENCIO

Basura: "HAY P´A DESPUÉS

Gastazo en la CDMX: 70MMDP

Mando Único: ¿Tumba para Osorio?

Debacle Electoral, en puerta

Indiscreciones Papales

Del viaje del papa, ¿Quién ganó? ¿Él o el Peñismo?

¡Todos a domesticar al Bronco!

Juan Pablo II y Francisco

Pemex, Cambio Inútil

Minimisado ya, el grupo Hidalgo

El voto de Osorio y de Coldwell

¿Por qué al Chapo sí y a Moreira no?

TURISMO POLÍTICO AL ARRANCAR EL 2016

¿Cómo desmiente la SEGOB, si no viajaba Con Sean?

El narcotráfico seguirá por siempre

Recaptura, ¿triunfo o auto flagelo?

MANCERA: MI REINO POR UNA FOTOMULTA

Chilangos de 1a.; Servicios de 5a.

Nuño, el secretario del tolete

Marihuana: La herencia del viento

EPN, Periplos históricos

TERRORISMO EN PARIS; Y AQUÍ, ¿QUÉ?

MARIHUANA, FILÓN POLÍTICO

PT, ¡LEVÁNTATE Y ANDA!

¿QUIÉN GOBIERNA EN MEXICO?

LAS TRAMPAS DEL TPP

...Y LO REGAÑÓ SU MAMÁ

BRASIL, EN APUROS, ¿Y MÉXICO?

DE GUATEMALA PARA EL MUNDO

PEÑA Y MÚJICA, DOS VISIONES

3ER INFORME: NADA QUE CELEBRAR

MEADE, ¿A LA GRANDE?

BAJAR SALARIOS, ¡A LA MEXICANA!

PRI, DEDAZO; PAN, TRAMPAS; PRD, DEMAGOGIA

LAS CARCAJADAS DEL CHAPO

OBRAS, MOCHES Y SOBREPRECIOS

DE JFK A LA DOLCE VITA

UN DESLUCIDO PERIPLO A FRANCIA

CHAPO: DEL NUNCA MÁS AL AHORA

BANDIDOS, ¿SÓLO EN NUEVO LEÓN?

LAS TRAMPAS DEL DINERO

INDEPENDIENTES, EL RETO

PRI: MAYORÍA EN LA DE DIPUTADOS

EL ESPÍA, ESPIADO

GUERRERO, PARA EL PRI

¿SI O NO AL VOTO NULO?

LA PROPAGANDA NEGRA

YERROS DEL INE Y...LEGISLADORES

DF: LUCHA DESIGUAL EL 7

AGUA, LA CAJA CHICA

AUSENCIA TOTAL DE LA RRV

LEGISLADORES: EL CHANTAJE SE REPITE

SONORA: ¡PRI Y PAN AL ABORDAJE!

CORRUPCIÓN, ¿PARA LA PAZ SOCIAL?

Para el común de la gente

¿Y LA R.R.V.?

¡UNA CIUDAD PARA Y DE IDIOTAS!

DEL MAGO KORENFELD, OTRA PIFIA

DAVID KORENFELD, ¿O COPPERFIELD?

ALDF, TAPADERA DE DELINCUENTES

EPN, ¡A LA CRUXIFIXIÓN!

GUERRERO, FUTURO IMPREDECIBLE

MEDINA, ¡A LA ESCUELITA!

¡REGRESO TRIUNFAL DE CALDERÓN!

TUMBOS EN COMUNICACIÓN

AL PRI, ¿OTRO DE ATLACOMULCO?

ANTICORRUPCIÓN, TARDÍA LEGISLACIÓN

CARAS SUCIAS DEL PRD

OBRA PÚBLICA, EN ENTREDICHO

REFORMA AL DF, SI; FRAUDES NO

ESCALADA POR CORRUPTOS

EXPLOSIÓN, BÀLSAMO A L12

PRD: Acecho y División

TRASPIÉS PRESIDENCIAL

ELECCIONES, ¿LEGITIMACIÓN DE EPN?

Cuentas alegres en turismo