Lunes Noviembre 20, 2017

Contrasujeto

Autor: Juan Trigos

Dirección: Natalia Traven

Actuación: Guillermo Jair

Producción: Sergio Hernández López 

Aprende mirando
 
Entramos con música bailable, fiesta guarachosa, nos reciben los anfitriones aunque sólo vemos a uno. Señor extravagante que usa un sombrero compuesto por tres, viste traje negro, camisa blanca. En el escenario hay una lámpara de piso con pantalla blanca, una botella de bebida alcohólica, sobre la mesita de mantel gris una figurilla de novios de pastel cerca del sillón. El hombre está borracho y estamos ahora con su psicoanalista.
 
Una infancia puede determinar tanto o más que la imposibilidad de transformar el presente; cuando un humano pierde la capacidad de modificar su entorno puede decir que no es humano si no un hongo. Nuestro personaje en escena es un hongo loco y meón, nos dice. Estamos entre una normalidad afectada y las risas de los asistentes. La pasamos bien al ser testigos de la anormalidad del personaje, sin embargo cabe hacer precisión -y decir- que la estancia resulta disfrutable por el excelente trabajo de Guillermo Jair. En este monólogo interpreta a Jorgito, al psicoanalista, a la madre y al padre, al sacerdote… En el momento preciso en que interactúan; sé que otros lo han hecho (recuerdo al Maestro Marcel Marceau con su insuperable rutina de “El escultor y el aprendiz”), pero también sé que pocas veces se ven trabajos así; precisamente porque están logrados y el actor es lo suficiente como para mantener a cada uno de los personajes durante toda la puesta en escena y cada vez que lo representa.
 
Ahora bien, si creía usted que el aborto no evitaría problemas sociales, lo invitamos a reflexionar después de ser testigo de este Contra-sujeto y ya consciente de esta realidad, usted juzgará si conviene o no que estos individuos lleguen a término, pero ¿cómo saberlo antes de nacer? El poder reflexivo que tiene la escena cuando el público lo reinterpreta nos hace pensar y re-pensar.
 
Contra-sujeto, de Juan Trigos, es un unipersonal (mal conocido como monólogo o bien re-conocido así en tanto que sólo es un actor el que habla en escena, pero en este caso se trata de un bululú, porque sólo un actor representa a todos los personajes en el escenario). La dirección corre por cuenta de Natalia Traven; el espacio es reducido por las dimensiones del propio escenario del foro. No obstante  es aprovechado para que la función se desarrolle con fluidez y oficio, de esta manera los asistentes vemos y atendemos la propuesta escénica.
 
Entre el desarrollo de la situación que se presenta en Contra-sujeto tenemos preguntas como: “¿Quién me cura de mi infancia? ¿Quién me devuelve los días que perdí? Quizá con estas dos interrogantes nos demos una idea del conflicto interno del personaje quien irremediablemente sigue sobre sus propios pasos. ¿Seré siempre un niño loco? Pero, qué variables construyen la personalidad. Los espectadores tenemos empatía ante el personaje que sueña con nacer lejos de su familia y sus regalos, de certificados que certifican lo incertificable, de mentiras como el cielo, lugares donde nunca ha estado nadie. Quizá la puesta en escena, divertida, irónica y fuerte, nos lleve a la consciencia de las relaciones personales que vamos tejiendo cada día. La iluminación está para que podamos ver; salvo dos momentos en que se tiñe una emoción fría y otro en que las sombras resuelven el espacio creativamente.
 
Acuda al teatro y ya no se oculte debajo de las mesas, como el personaje, deje los pretextos para ver y vibrar con el buen teatro que se presenta en foros alternativos y agradables. Las cosas que uno aprende mirando nos remite a la observación, al aprendizaje cotidiano de aprender-mirando. Veamos teatro y confirmemos que somos animales, pero animales que hacen teatro, reflexionamos y podemos pasar siglos con frases como: es el que es y el que no es, no es.
 
Nos acercamos a una mirada al fondo de un vicio: “me choca la realidad, la hago a un lado con cualquier cosa”, por ejemplo, el alcohol. Relaciones humanas que no lo son, pero dejan a la persona en el estado de confort ideal para justificarse y ser justificado: unos y otros quieren dominar. Ciertamente las relaciones de poder podrían ser el origen de la deshumanización social, tejido social que hoy vivimos y/o padecemos. En Contra-sujeto escuchará que hemos creado individuos malsanos para continuar la farsa […] con el doble placer que trae sentirse culpable […] no somos nosotros mismos y las circunstancia nos impiden serlo […] Cansado de mentir, todo sale mal, sólo y triste por la farsa, pero sin ella no hay manera de vivir.
 
¿Será? Indispensable acudir a esta puesta en escena para considerar esta forma de vida desde la empatía que genera la comodidad de las butacas en este espacio teatral del siglo XXI. La producción ha de ser la que hay, leemos en una página de hemoficción –género al que pertenece este drama y continúa-  el espacio es el que es, las luces cuando hay, el sonido y los efectos prescindibles, entonces, si hay honestidad, si har ficción dramática, puede haber teatro. Bien, pues acuda al teatro independiente que requiere de su presencia para sostener en escena las propuestas que, como Contra-sujeto le dejarán un agradable placer estético y un cambio en su forma de percibir al otro y las relaciones que construye con él.
 
Funciones: Domingos, 18hrs, sólo Junio
Teatro: Foro del Tejedor, Cafebrería El Péndulo Roma, Álvaro Obregón 86, entre Orizaba y Cordoba, metro Niños Héroes u Hospital General, Metrobús Álvaro Obregón, entre Cuauhtémoc, Insurgentes, Chapultepec y Viaducto
Localidad: $180°° general
 
Alma Torices móvil: 04455 1396 8884
 
 
 
 
 
 
Imprimir       Correo electrónico

Comentarios   

0 #1 Alvin 14-11-2017 13:39
Copiez-la pour la partager facilement avec vos
amis.

Here is my web blog :: nba live mobile coins: http://all4webs.com/nbalivemobilehacks/home.htm
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Teatro

Perrona, superlativo de sobrenatural

Almas Gemelas

Niños Chocolate

La historia de Zahhak y Fereydún

Herodes Hoy

El Diccionario

Galileo, una tragicomedia cósmica

Micro Encuentro

Noches de reyes

Enamorarse de un incendio

La cría

El ruido de los huesos que crujen

Sir Ko, la vida es un acto no premeditado

Dicen que me parezco a Santa Anna... ¡Y ni guitarra tengo!

Otelo o la libertad del ser

Luto de Sangre

El huequito de Dalila

Hipotermia

¿Por qué Pelotes no quiere bañarse?

Mi nombre es Salvador

Las nuevas directrices para los tiempos de paz

Teatro no es, danza no es, teatro-danza tampoco, ¿que es?

Tradiciones mexicanas

Te Pareces tanto a mi mamá

¡Pardiez!

Dependencias enfermizas

Se llama PeRsPeCtIvA

¿Por qué no?

Piedritas y charquitos

...no creía que el mudo fuera así...

¿No! Yo no voy a matar

Espermatosaurios

La Sirenita

Si estoy muerto no puedo morir

¿Son o se hacen?

Cuando quien gana, pierde

Pera y manzana

XXXIX Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro 2017

Las "Golondrinas" para la virgen

¿Teatro oscuro?

¿Cuál es el precio de tu significado?

Diálogos en soledad

Belleza ¿una categoría?

Se nota...

¿Habrá entendido?

Pas-tel, sor-pre-sa…

Dar testimonio contrarresta la fuerza del poder

Un espacio más

...ni fila había

Perrona, superlativo de sobrenatural

Esto no es Dinamarca

La Alondra

El Diccionario

El más fuerte

Cuántos cuentos cuentas

Traslúcid@

Humboldt o de cuando el espacio define

Una luna para los malnacidos

Instrucciones para jugar de memoria

Contrasujeto

Noche de estreno

Henequén

Handel

El gordito quiere ser cineasta

Los equilibristas

La ilusión

Fractales

Remedios para Leonora

Al mal paso, darle risa 2016

Raptola, Violola y Matola

De los laberintos se sale por arriba

Sr. Perro

La extinción de los dinosaurios

Tócala de nuevo, Cacho

El Príncipe Ynocente

El tablero de las pasiones de juguetes

La ópera de los tres centavos

En la soledad de los muertos

Madero o la invocación de los justos

Bastedad

ContrAcciones

Heimweh Estaciones

Hamlet

El Juez de Tenochtitlán

Antígona

Medea

La flauta mágica según Papageno

Benito antes de Juárez

Siete segundos: In God We Trust

El inspector v.1 Los impecables

La canción más alegre del mundo

Humboldt, México para los mexicanos

El pájaro Dziú

Psique

Melville en Mazatlán

Ricardo III

¿Cerrarán el teatro del Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro?

XXVIII Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro

Y... ¿dónde está la Virgen?

El pequeño mal

Noches de leyenda

La niña que se volvió titiritera

Un juego escénico que te puede desconcertar si pierdes un momento la atención. La puesta en escena te cuenta tres historias, una dentro de la otra

Romeos

Tío Vania

Todavía tengo mierda en la cabeza

La muertita

Las arañas cumplen años

La escuela de las mujeres

Sentencia, ensayo de un juicio

Retrato de ella dormida

Palabras de amor en alemán

Neva

Tiradero a cielo abierto

PinoXcho

Ricardo III

Taladro

Jacinto y Nicolasa

El Refugio

La obra de Bottom