Lunes Junio 25, 2018

ECONOMIAS

Contradicciones

No puede haber mayores contradicciones que las afirmaciones en los discursos oficiales de los responsables de la economía nacional, léase Agustín Carstens y Luis Videgaray, y la terca realidad que se empeña en exhibirlos como ineptos, cínicos y crueles empobrecedores de mexicanos.
 
Para probar su fracaso como gurús de las finanzas y economía hay un sinnúmero de razones, baste mencionar solo las más claras y obvias de su desventura, perdón de la desventura de la ciudadanía y la clase trabajadora, porque ellos se encuentran en la bonanza, como el pequeño 10 por ciento de la población que acapara el 64 por ciento de la riqueza nacional.
 
Las recientes mediciones de la pobreza en México arrojaron dos millones más de mexicanos, esto es la alarmante cifra de 55 millones 300 mil personas en esa condición, no parecen inmutar siquiera a estos funcionarios responsables del Banco de México y de la secretaría de Hacienda.
 
Ni siquiera les preocupa que México se encuentre entre las 25 naciones del mundo con mayor desigualdad o que el peso sufra ya una devaluación cercana al 30 por ciento tan solo en lo que va de la presente administración, con paridad record de 16.60 pesos por dólar con expectativas de llegar a mucho más.
 
Videgaray y Cartens mantienen el discurso de grandes beneficios para el país y sus habitantes derivados de las reformas llamadas estructurales que hasta ahora solo han dejado millones de palabras y  muy pocos dólares a la economía.
 
Sin embargo sí se puede mencionar que la reforma energética ha dado frutos como la quiebra tácita de Pemex y CFE. 
 
La empresa petrolera, antes de control absoluto del Estado, reportó este primer semestre el doble de pérdidas que en  2014, mientras que la Comisión Federal de Electricidad dio a conocer que sus ganancias cayeron 156 por ciento en los seis primeros meses de 2015, para arrojar una pérdida de operación de 7 mil 703 millones de pesos.
 
Con exportaciones petroleras a la baja, precios de los hidrocarburos en el suelo y aumento en las importaciones de gasolina, Pemex fue un coadyuvante central en el déficit comercial de 4 mil 052 millones de dólares del primer semestre del año, de acuerdo al INEGI.
 
A todo ello habría que agregar que en los últimos cinco años la remuneración económica en el empleo y las prestaciones laborales bajaron, mientras que la nómina y el modelo de subcontratación crecieron. Esto significa que en el periodo creció el empleo en un millón 915 mil puestos pero con ingresos reales 6 por ciento más bajos y, claro, con menores prestaciones sociales, empobrecimiento puro.
 
Esto son los datos duros que los responsables financieros y económicos nacionales no mencionan, sólo hablan de la solidez estructural de la economía mexicana.
 
AHORROS
 
La Comisión Nacional de Hidrocarburos, organismo rector de la explotación petrolera de acuerdo a la reforma energética, estimó en diciembre pasado que la inversión en el sector en proyectos de aguas someras sería de alrededor de mil millones de dólares por bloque, sin embargo ahora que se entregaron 14 bloques en la Ronda Uno a Consorcio Sierra Oil & Gas y a Premier Oil, no ha hecho estimación alguna y ya hay quienes sostienen que los ingresos al Fondo Mexicano del petróleo será de solo unas decenas de millones de dólares en total. Bien valdría la pena que se aclarara cuanto se espera de contraprestaciones de estas empresas por cuota de exploración, regalías y porcentaje de utilidad operativa, al menos para saber porque es un hecho que se estará muy lejos de aquellas estimaciones triunfalistas e infladas.
 
Al parecer es el turismo el único sector que funciona bien en el país, en el primer cuatrimestre del año, de enero a mayo, el flujo de visitantes extranjeros llegó a 13 millones de personas, lo que significó 7.2 por ciento más que en el mismo periodo de 2014 y traducido en divisas se alcanzó la suma de 7 mil 713 millones de dólares. El Banco de México precisó que el ingreso aéreo subió 9.1 por ciento para llegar a 6.6 millones de turistas. Todo marcha bien y más aún con la devaluación del peso, pues hace mas rendidor al dólar. Lo único que podría estropear por ahora el flujo de visitantes es la plaga de sargazo que azota a las playas de Quintana Roo, principal polo de atracción internacional del país. ¡Cuidado!

 

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter @salvador_mtz

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar