Viernes Noviembre 16, 2018

¿Cerrarán el teatro del Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro?

Hasta el lunes 26 de enero

 

Con sorpresa escuchamos fuertes declaraciones durante los minutos que se le dedicaron a la presentación del comité organizador encabezado por la maestra Isabel Quintanar a quien confrontaron con la pregunta ¿qué va a pasar con el teatro? Refiriéndose al recinto Teatro Julio Jiménez Rueda durante el primer día de jornada, es decir el pasado viernes nueve de enero del año en curso.

Lo anterior con base en las noticias publicadas desde el pasado octubre [y que a continuación presentamos de manera resumida a fin de ofrecer un panorama general de la situación], mismas que se refrescan con el encuentro anual de los amigos y amantes del teatro.

Antes de las noticias que hacen recuento a la situación actual del teatro, cabe mencionar que el teatro se inauguró en 1965, después de un decreto presidencial emitido en 1961 donde el ISSSTE recibe terrenos ubicados en la ahora Avenida de las República (antes avenida Juárez), en concesión de la SEP y para la construcción de su edificio sede, salvo que ahí habría una sala para espectáculos al servicio de la misma SEP bajo la administración del INBA. Actualmente, se supone, que el teatro funciona bajo comodato [¿y quién lo tiene?]

Noticia 1: Por Francisco Morales V / Cd. de México, México (16 octubre 2014):
Aunque reconoce que el inmueble vecino al Teatro Julio Jiménez Rueda podría representar un riesgo, el INBA aseguró que el foro se encuentra en buenas condiciones. [Adjuntamos una fotografía donde se aprecia la inclinación del edificio sobre el que alberga el teatro]

Lo anterior fue informado a reforma como respuesta a la publicación de una nota en este espacio (14/10/14) en la que se informó que actualmente se estudia la posibilidad de desalojar el edificio que alberga al foro.
"Hasta ahora el Teatro Julio Jiménez Rueda se encuentra en buenas condiciones, sin embargo, como lo ha manifestado el ISSSTE, el edificio colindante, ubicado en Plaza de la República 140, pudiera representar un riesgo para el inmueble que alberga al teatro", se comunicó.

Noticia 2: Por Erika P. Bucio / Cd. de México, México (06 enero 2015).-
A la entrada del Teatro Julio Jiménez Rueda cuelga una manta de los trabajadores del INBA denunciando el inminente cierre del foro. [adjuntamos fotografía de ella]
"Este año, en marzo, nos salimos ya, sin duda", corroboran los técnicos del teatro.
Hasta esa fecha, dicen, hay programación en el teatro que cumplirá 50 años el 23 de noviembre.

El edificio colindante, propiedad del ISSSTE, en Plaza de la República 140, se ha recargado sobre el inmueble que aloja al foro, administrado por el INBA.
El instituto defendió las "buenas condiciones" del teatro cuando se informó sobre la posibilidad de desalojo (reforma 16/10/2014), aunque reconoció que el edificio dañado podría representar un riesgo

Noticia 3: Agencia N22 Información Cultural

Cerrarán el Teatro Jiménez Rueda

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSTE) confirmaron el cierre del Teatro Jiménez Rueda, ubicado en la Av. República, en la Colonia Tabacalera, debido al riesgo que presenta el edificio de junto que se encuentra reclinado sobre el inmueble. [inaugurado el 22 de noviembre de 1965]

La posibilidad de la venta del inmueble ha sido una propuesta de Florencio Castro, director de Prestaciones Económicas, Sociales y Culturales del ISSSTE; sin embargo, el periódico Reforma anunció que se practicará un estudio estructural.

Trabajadores sindicalizados del INBA, quienes colocaron una pancarta sobre el rechazo al cierre, manifestaron lo que habían escuchado: que sería en marzo el cierre definitivo. Todavía no existe una fecha exacta confirmada por el INBA y el ISSSTE.

La oficina de prensa del ISSSTE indicó que la propuesta de venta del edificio es oficial. Asimismo el INBA manifestó por escrito que garantizará que se siga contando con un espacio digno para la difusión del teatro.
“El INBA y el ISSSTE actualmente trabajan en forma coordinada para decidir, de manera conjunta, el mejor esquema para que en el momento que el Teatro Jiménez Rueda cierres sus puertas se de continuidad a programas artísticos”, apuntó.

Hasta aquí los fragmentos de las noticias relevantes y que nos llevan a considerar que, ante la iniciativa de venta del edificio y considerando que el pretexto es el inmueble junto, y no las condiciones del mismo teatro Jiménez Rueda, enmarcados en una situación nacional que desaparece personas ¿cómo creer que no cerrarán un teatro?

Así de notar lo comentado por la misma Maestra Isabel Quintanar, organizadora del encuentro de los Amantes del Teatro que cada año realiza con el apoyo de Instituto de Teatro Internacional, UNESCO, quien respondió que ella, como trabajadora del INBA estaba ahí celebrando “la vida, porque este encuentro de los amantes del teatro celebra la vida y no es el espacio para los asuntos que en su momento resolverán las autoridades, por lo pronto del teatro será lo que dios quiera y que viva el Teatro”.

El comentario deja ver, por una parte la postura mercenaria de quien recibe un sueldo con presupuesto federal y que, por cuidar sus relaciones laborales, da la espalda a quienes asistimos al evento en el teatro en cuestión que, en manos de dependencias federales tampoco representa una alternativa real para la cultura nacional dado que la programación está dentro de las convocatorias demagógicas que favorecen al mismo grupo ‘representativo de la cultura nacional’ de siempre.

Lo cierto es que se trata de un espacio que, por ser de presupuesto federal, da cabida a que se presenten actividades gratuitas para el público; la ubicación a un costado del monumento a la Revolución favorece que la asistencia sea ideal como lo ha demostrado la compañía nacional de teatro que también presenta ahí sus funciones de manera gratuita, aunque bajo reservación.

Ante argumentos como que el teatro tiene carencia de públicos y que éstos deben pagar por su servicio, a veces se nos olvida que en la situación económica que se vive en el país y ante la corrupción, lo menos que puede (y debe, porque lo estamos pagando con impuestos que dan para los sueldos de los diputados y senadores, así que pueden dar para teatros) ocurrir es que estos espacios sigan siendo de uso público –aunque esté captado por instituciones- de modo alguno es un lugar para los festivales y una oportunidad para la cultura del pueblo.

Estoy en contra de dejar el destino del teatro en manos de dios como lo señala Isabel Quintanar, por dos razones, la primera es que aún no sé a qué dios se refiere y- suponiendo sin conceder que hablemos del mismo dios- ¿dónde queda el dicho “a dios rogando y con el mazo dando”; y la otra razón es que, tal forma de pensar nos lleva a la edad media ¿así o más retrograda?

Las personas hemos demostrado capacidad de organización y valor para enfrentar a las autoridades irracionales que desaparecen personas, organizaciones y aquello que se les ocurre. Segura estoy de que habrá (además de otros intereses) otra forma de resolver la situación del riesgo que genera el inmueble conjunto sin que se afecte la vida de este teatro que, dicho sea de paso, si sólo presenta una oferta teatral reducida es por la tramitología oscura que así dispone de un bien cuyo presupuesto es federal por tal, es un espacio del pueblo, de la ciudadanía, de las personas, de todos.

Si no lo defendemos terminará en un terreno para centro comercial, según lo informó durante la jornada de este lunes 12 de enero, el director y actor Alberto Aguayo (face book: Alberto Aguayo, correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.), quien incitó a una reunión posterior a la última presentación a fin de dialogar y organizar las acciones siguientes, porque como todos sabemos, opciones hay muchas, pero acciones y quienes las realicen no siempre se concretan.

Si usted acude al evento de los amantes del teatro, lo invitamos a que tome postura, pues si bien las puestas en escena no deben verse afectadas por la noticia, si le invito a que ejerza su derecho a manifestarse porque, por un lado, asistir al evento, y quedarse callado, es signo de aprobación del silencio y la indiferencia que el evento está manejando, y por otro lado su manifestación con carteles que digan “No al cierre del Teatro” pueden ser captados por prensa que si tenga acceso a la información que se está ocultando o bien se hace usted identificable para que lo inviten a firmar las hojas de petición que ya se están organizando aunque aún no se defina puntualmente a dónde irán a parar.

Sea que busque información al respecto a través de la red social ‘feis buk’ llamada “Salvemos al Jiménez Rueda” al parecer a cargo del actor Erick Cantú quien participó hoy con la puesta en escena “El psicoanalista no tiene quien le prescriba” de la compañía Club de Teatro de la Facultad de Psicología, Colectivo Psique, en el mismo teatro acudiendo informado y con una postura definida, sea que ahí se interese y participe.

Sólo recuerde que lo que se hace (y se paga) con los recursos federales sale del trabajo de todos los que pagamos impuestos, los que tenemos un empleo cuyo salario no corresponde, los que pagamos gasolina por no tener capacidad de producción, los que somos más y cada vez nos fortalecemos. Entonces sí, informados, organizados y comprometidos ¡que viva el teatro!

El programa completo lo puede descargar desde la página del Instituto de Teatro http://www.cemexitiunesco.org/ No obstante nos atrevemos a recomendarle “Ni princesas, ni esclavas” por el simple hecho de haber costeado su viaje desde Reynosa, Tamaulipas y cuya sinopsis dice: “Muestra las vicisitudes diarias de tres mujeres: un ama de casa, una sexoservidora y una intelectual, narrando de manera divertida las ventajas y desventajas de ser mujer. Mezcla de drama, humor ácido y la situación que actualmente viven muchas mujeres mexicanas, dentro del sistema político, la sociedad machista y las relaciones humanas” Se presenta el sábado 17 de enero a las 17hrs en el teatro Jiménez Rueda, recuerde que es función única

Funciones: de viernes a lunes, a las 16, 17 y 18:30hrs y fines de semana se agrega la función de las 12 y 13hrs
Teatro: Julio Jiménez Rueda, en Plaza de la República 154, Colonia Tabacalera, Delegación Cuauhtémoc, metro y mb Hidalgo y/o Revolución.
Localidad: Entrada libre, cupo limitado
Nota: por favor, recuerde no ingresar alimentos ni bebidas así como apagar sus dispositivos móviles; prohibido tomar fotografías con o sin flash

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar