Domingo Junio 24, 2018

ECONOMIAS

Bolsa

El camino de la economía nacional ha sido de triste desempeño en los últimos años pero por largo periodo las acciones de la Bolsa tuvieron mejor reflejo hasta hace poco más de año y medio cuando tuvo su último máximo histórico. 

Desde febrero del 2013 la Bolsa Mexicana de Valores ha dado tumbos como el país en su conjunto. Apenas en los últimos cuatro meses, tras una pronunciada baja, ha logrado repuntes constantes hasta superar los 44,400 puntos, ya cerca de los casi 46 mil a los que llegó en enero del pasado año.

Sin embargo no es posible hablar de una Bolsa Mexicana grande ni robusta a pesar de lo que diga su presidente, Luis Téllez Kuenzler.

Además de que existe una total dependencia al Dow Jones de Estados Unidos el volumen de intercambio accionario diario es muy bajo.

Se esperaba para este año un mucho mejor desempeño de la Bolsa de Valores nacional con la entrada de las reformas llamadas estructurales pero la realidad ha reflejado mayores costos que ganancias  en las empresas.

La reforma financiera arrojó muchas pérdidas o menores ganancias para la mayoría de las empresas por el incremento tributario, mientras que el sector bancario que se suponía sería ampliamente beneficiado no tuvo los números deseados por la marcada baja en el consumo, esto es pérdida de poder adquisitivo de las clases medias y medias altas.

La reforma en Telecomunicaciones golpeó el valor accionario de las súper empresas del ramo, Televisa y América Móvil, mientras que la reforma energética apenas asoma esperanzas para las empresas relacionadas al sector.

A pesar de todo ello, los analistas financieros auguran mejores tiempos aunque no con disparos sorprendentes de crecimiento sino apenas con una mejoría general, que como siempre, tendrá primero sus efectos en las grandes empresas y ya luego, si se puede, en los bolsillos  de los demás, entre los que estamos usted y yo.

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar