Sábado Noviembre 17, 2018

ECONOMIAS

Austeridad

Para nadie es un secreto que el 2015 es un año difícil en lo económico. La aguda disminución en los precios del petróleo, la devaluación del peso y la insuficiente cobertura petrolera, tan cacareada por Luis Videgaray, hacen prever un recorte en el presupuesto hacia el segundo semestre del año.

La propia secretaría de Hacienda anticipó desde el pasado año la posibilidad de reducir el presupuesto en el segundo semestre y los mandones del sector privado, a través de Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE, han hecho un llamado a redoblar la prudencia y anticiparse a los riesgos mediante la reingeniería del ejercicio presupuestal, en todos los niveles de gobierno.

Para todos los analistas económicos es indispensable que el gobierno ajuste el presupuesto mediante una política de austeridad que permita ahorros sustanciales y también una sensible disminución en el gasto corriente.

Las partidas de propaganda, publicidad y comunicación social en general deben recortarse al máximo al representar un gasto no prioritario y lo mismo debe suceder con los proyectos de inversión superfluos (que hay muchos) y con los proyectos de infraestructura no indispensables.

Sin embargo ni el gobierno federal ni los estatales o municipales han implementado un solo programa de austeridad ni siquiera de racionalidad en el gasto, lo cual es una absoluta irresponsabilidad de parte de las autoridades de Hacienda, a nivel nacional, y de las tesorerías de Estados y Municipios, que dicho sea de paso cada día se endeudan más.

Otro campo que mucho ayudaría eficientar el ejercicio presupuestal y evitar desvíos o hasta auténticos robos al erario, es la lucha contra la corrupción y el fin de la impunidad, pero en tales campos tampoco se hace algo. Todo es verborrea, encubrimiento y complicidad.

Los múltiples y frecuentes escándalos de corrupción a nivel federal (las casas de Peña, Rivera y Videgaray) o estatal y municipal (del PRI, PAN y PRD) no han frenado la corrupción ni los evidentes conflictos de interés, lacras que provocan un encarecimiento injustificado de las obras para poder cubrir las comisiones, diezmos o moches que entre funcionarios y empresarios corruptos se reparten. Y de austeridad, racionalidad y eficiencia en el gasto nada. ¿A quién le importa

AHORROS

El caso Ficrea, además de exhibir a malos funcionarios públicos que no hicieron una correcta, efectiva y oportuna supervisión bancaria, como Jaime González Aguadé, de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores; Alberto Bazbaz , de la Unidad de Inteligencia Financiera y Mario Di Constanzo, de la Condusef, obliga a una revisión del marco legal. Resulta a todas luces insuficiente la cobertura que a los ahorradores de instituciones de ahorro populares se ofrece de solo 25 mil Udis, que al menos debería ser igual a la de la banca comercial que es de 400 mil Udis, pero sobre todo que exista la obligación de los agentes financieros de señalar de manera explícita a sus clientes antes de invertir que en casos de quiebra o intervención gubernamental solo recuperarían parte de su dinero cuando sus depósitos excedan tales cantidades.

 

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter @salvador_mtz

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Economias

Aumentan los riesgos

Inversión y más inversión

Cambio de perspectiva

Presiones y amenazas

Política de inversión

No al fracking y más producción

Guerra Comercial

Suben más los riesgos

Bancarrota o grietas políticas

TLCAN ahora si

Bancos ricos, país pobre

Poco margen para Canadá

Temores interesados

TLCAN si puede ser

Remesas y deudas

Fideicomisos sin control

Desplazados del TLC Guajardo y Videgaray

Deuda alto riesgo

Elevan tasas vs inflación

Sin cambios en macroeconomía

Endeble la estabilidad

Economía incierta

Crecimiento distributivo

Guerra Comercial

Bajan producción e Inversión automotriz

Más inversión, más empleos, menos salarios

Banca vulnerable, opaca y en riesgo

TLCAN, ya merito

PEMEX, el gran fracaso

Fallidos los tratados comerciales

El gran valor del NAICM

Crecen reclamos a la banca comercial

La ronda de la deshonra

México contra mejores salarios

Impaciente el sector privado

Acuerdos negativos

Guerra comercial

Corte sirve a Televisa

Inseguridad e inflación

¿Pagaran por las reformas?

Máxima ganancia para bancos

Ex presidentes

Afore del ISSSTE en proceso de privatización

Más devaluación, mayor riesgo

La gran crisis de Guerrero

Quiebra por Deuda

Luz a Televisa y TV Azteca, sin apagón analógico

Respiro

Riesgos para el turismo

Desconfianza y Deuda

¿Renuncia Videgaray?

Terca Realidad

Engaño

Desgaste

Contradicciones

Trabas para Argentina

Ganó el No

Concentración de la Riqueza

Triunfo político, fracaso económico

Efectos de la violencia

Optimismo

For Sale México

Despropósito

Jactancia

Mal Negocio

¿No es Crisis?

Industria Automotriz

Turismo

Caída libre

Riesgos por Deuda

Mentiras

Austeridad

Nicrea II

Sin fondo

Desconfianza

De mal en peor

DEBACLE

Certeza tributaria

Peligros

NI CREA

INDICADORES BÁSICOS

IMPUESTO DISFRAZADO

Precios del Petróleo

Crecimiento ¿bajo o alto?

La Inflación Crece

Cuentas Alegres

Deuda Estatal

Bolsa

Estancamiento

Preferencias

Falsas expectativas

CRECIMIENTO MAGRO

Salario mínimo

Deuda alto riesgo