Sábado Agosto 19, 2017

 ENSAMBLE URBANO

Ausencias y presencias

Patricia Mercado, va para dos meses al frente de la Secretaria de Gobierno del GDF pero hasta hoy no ha dado muestras de poder con el cargo.
 
La dependencia bajo su responsabilidad, la más importante del Gobierno del Distrito Federal, luego de la del Jefe de Gobierno, se ha ido haciendo chiquita desde su llegada, los vacíos de poder son inmensos, a grado tal que en tan poco tiempo todo mundo sabe que quien maneja los asuntos políticos en la capital sigue siendo Héctor Serrano, al anterior secretario de Gobierno y hoy secretario de Movilidad.
 
Tras su mayor periodo de popularidad, cuando en 2006 fue candidata presidencial del extinto Partido Alterativa Socialdemócrata, Patricia no tuvo una carrera política exitosa; deambuló por ONG,s sin mayor éxito, hasta ser rescatada por Miguel Ángel Mancera quien la nombró secretaría del Trabajo capitalina en el 2014, dependencia inocua de la que salió sin pena ni gloria.
En julio de este año es nombrada secretaria de Gobierno a pesar de no ser perredista. Su arribo es en momentos de complejidad política principalmente por la reaparición triunfante del partido de Andrés Manuel López Obrador, Morena, que logró la mayoría de los diputados de elección directa a la ALDF.
 
La posibilidad de que una interlocutora política ecléctica alejada de los cotos de poder de las tribus
perredistas para poder fomentar el diálogo político con todos los partidos parece perdida ante la tibieza de Mercado.
 
Ahora mismo, quien trabajó para lograr el acuerdo interno en el PRD para lograr el respaldo a Leonel Luna, como coordinador de la bancada perredista, fue precisamente Serrano, quien sin recato alguno y a la luz de todos, trabajó políticamente a nombre de Mancera para llegar al acuerdo.
 
Serrano logró que su corriente, Vanguardia Progresista, obtuviera el control, pero además así lo hizo saber a través de sus “columnistas preferidos” que casi con la misma redacción difundieron el poderío del que aun goza el hoy secretario de Movilidad.
Esto exhibe aún más la debilidad de Patricia Mercado y la perversidad de Mancera. Pero falta ver si la interlocución de Serrano llega hasta a Morena, donde no pueden ver al del bigotito ni en pintura.
 
Ambientes y barrios 
 
Más que un dolor de cabeza es para el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, el Metro de la ciudad. El descuido que por años ha sufrido sumado a las fallas de construcción de la línea 12, ponen al Sistema de Transporte Colectivo en una situación crítica. La pésima dirección de Joel Ortega sigue patente y pesa sobre la actual administración de Jorge Gabiño, político experimentado y dedicado que requiere del total y pleno respaldo de Mancera, pero más aún, del presupuesto necesario para dar el mantenimiento correctivo indispensable  a las instalaciones y material rodante, porque con pura lengua no se remediará nada, así que todo dependerá de la Jefatura de Gobierno.
 
Otra vez va Mancera sobre su ansiada reforma política para el Distrito Federal y como ha sido antes en el PRD le vuelven a asegurar que ahora sí sale, pero la verdad de las cosas es que quien sabe. El PRD no tiene la fuerza suficiente para sacar la reforma, al PAN poco le interesa y la queda al PRI cumplirle al Jefe de Gobierno con la reforma que será más cosmética que de fondo. La presencia de Morena en ambas cámaras dificultará aún más la intención de desaparecer el Distrito Federal y la creación de la Ciudad Capital de México. 
 
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar